Agotado
Ir directamente a la información del producto
1 de 7

Kit Es tu momento Experiencia de Platanomelón

Precio habitual 161,62€ Precio de oferta 81,32€ -50%

Nos hemos quedado sin stock

Suscríbete para que te avisemos cuando vuelva a estar disponible

Descripción de Kit Es tu momento

El trabajo, los compromisos, el gimnasio... Todo eso está muy bien y es necesario, pero en ocasiones nos olvidamos de regalarnos momentos de bienestar, relax y placer. ¡Y es que estas experiencias a solas también forman parte de una vida saludable!

Mientras el incienso crea un ambiente agradablemente perfumado y sensual, el gel estimulante, el aceite de masajes y el lubricante, acompañados de la vibrante compañía de Momba te ayudarán a ralentizar el frenesí de la vida diaria y conectar con tu cuerpo y con tu placer... ¡Porque seguro que te lo mereces!

Características principales del Kit Es Tu Momento

  • Kit para vulva con productos que te ayudarán a disfrutar de la masturbación.
  • Relax y placer.
  • Este kit contiene:
  • Momba: Momba, además de ser un vibrador conejito con succión, también puede utilizarse como un masajeador. Puedes utilizar su vibración o su succión para recorrer tu cuerpo o tus puntos de placer.
  • Gel estimulante de pezones: este gel especialista en pezones tiene un roll-on de metal que te aportará frescura en esta zona con tanto potencial erótico y, a veces, tan olvidada en nuestras sesiones de masturbación.
  • Incienso de feromonas de chocolate: su olor hace de este incienso el complemento perfecto para crear una atmósfera erótica para tus momentos íntimos.
  • Aceite de masaje besable de fresa: con este aceite besable podrás dejar correr tu imaginación mientras recorres tu cuerpo. Además, no solo sirve para tus sesiones de autocaricias, sino que lo puedes usar para jugar con tus juguetes eróticos.
  • Lubricante neutro: un buen lubricante siempre es el compañero perfecto para disfrutar de tus juguetes sexuales o de un momento íntimo de masturbación o de sexo en pareja. Porque ya sabes lo que dicen, cuando todo fluye, ¡nada influye!